De acuerdo con Juan José Echavarría, gerente del Emisor citado por La República, la oferta y demanda de los créditos en el país disminuirá, por lo menos, durante los próximos tres meses, por cuenta de los choques negativos de la pandemia en los bolsillos.

“Eso es natural en una situación en la que la economía se deteriora porque hay más riesgo. Las entidades financieras tendrán más cuidado con sus recursos. Estará por verse cuál es el desenlace final en materia de créditos”, indicó Daniel Osorio, director del departamento de estabilidad financiera del banco central colombiano, según el diario.

El Emisor destacó que los bancos ‘blindarán’ sus recursos exigiéndoles más por los préstamos a los colombianos con el fin de que no se incremente la cartera vencida en el país (las deudas que tienen más de 30 días de mora).

“Cuando la economía se ve afectada, la calidad del crédito se deteriora y un mayor número de deudores entra en impago, es algo natural. Ese choque nos toma ahora y hacia futuro es de esperarse”, añadió Osorio.

Echavarría agregó, según indicó Valora Analitik, que pese a los choques de la pandemia del COVID-19 sobre la economía del país, el sistema financiero colombiano es “resiliente y sólido”, y tiene la suficiente capacidad para resistir y afrontar el deterioro en el corto plazo gracias a la liquidez, rentabilidad y los indicadores de solvencia que se registran hasta el momento.