El pliego de cargos interpuesto por la Superintendencia de Transporte se fundamentó en diferentes reclamaciones relacionadas con reiterados casos de incumplimientos en itinerarios de los vuelos.

La autoridad detalló que, posiblemente, la empresa argumenta este tipo de fallas con la siguiente excusa: “Los motivos de la demora obedecieron a mantenimientos no programados a las aeronaves que iban a realizar los diferentes vuelos”.

Si la Superintendencia encuentra responsable a la compañía, Avianca podrá ser multada hasta con 50 millones de pesos por cada caso.

Esta es la regulación que la aerolínea habría violado y por la que la Superintendencia inició el acto administrativo:

“El pasajero será transportado conforme a lo contratado, de acuerdo con la tarifa, itinerario, frecuencia y horario pactados”, detalló la entidad.