Según la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, actualmente es más fácil lograr el sueño americano en los países nórdicos que en Estados Unidos.

“Siento que el sueño americano es más fácil de lograr en los países nórdicos, donde cada niño, sin importar su origen o el origen de su familia, puede convertirse en lo que desee”, señaló Marin en una entrevista reciente con el diario The Washington Post.

Pese a que reconoce que la situación de cada país es diferente, y que la atmósfera política cambia, el sistema en Finlandia puede servir de ejemplo para el país que lidera Donald Trump.

“Tenemos un buen sistema de salud y bienestar social que permite que cualquiera se convierta en algo. Esta es probablemente una de las razones por las que Finlandia se clasifica como el país más feliz del mundo”, exaltó Sanna Marin, a ese mismo diario.

La forma en la que la primera ministra exalta la calidad de vida en su país hace eco por estos días. Sanna es la primera ministra más joven del mundo y asumió el mando en Finlandia en diciembre pasado, con tan solo 34 años de edad.

Según explica BBC Mundo, desde el punto de vista ideológico y político ese país y otros nórdicos han sido catalogados como “el mejor socialismo” o “el mejor capitalismo” nordic style.

“En Finlandia ahora es más fácil para un niño de medios modestos superar el nivel de ingresos de su familia que en Estados Unidos. Y eso es lo que solía ser la fortaleza de Estados Unidos y la esencia del sueño americano”, dijo a BBC la periodista y escritora finlandesa-estadounidense Partanen.

Además de Finlandia, Suecia y Dinamarca también son países nórdicos. Según destaca el diario La Vanguardia, los ciudadanos que se encuentran allí han expresado durante años la satisfacción que sienten por su calidad de vida.

“Todos estos países dan un 8 sobre 10 a su bienestar. Por contra, los búlgaros (4,8) y los serbios (4,9) son los únicos ciudadanos europeos que, en general, no están conformes con su nivel de vida”, destacó hace varios años la oficina estadística comunitaria Eurostat, citada por ese diario español.