Pulzo constató que esto sucedía en los sitios de Falabella, Alkosto, Linio, Homecenter y Éxito, principalmente.

Las páginas experimentaron caídas durante varios minutos y dificultaron que los clientes pudieran acceder a ellas durante más de una hora:

El enojo de muchos clientes comenzó a hacerse cada vez más evidente con el paso de los minutos:

Hacia las 2 de la mañana, algunas de las páginas comenzaron a reaccionar y fue posible que la mayoría de usuarios consiguieran hacer algunas de sus compras.