Así lo informó el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Cuenca, que destacó que la medida entra a regir desde el próximo 13 de octubre y consiste en que la corporación no asumirá más el costo de la factura de los celulares asignados; aclaró que los congresistas podrán conservar la línea.

“Esta decisión tiene como objetivo reducir gastos al interior de la entidad y contribuir a políticas de austeridad en el Estado”, informó la Cámara en su portal web.

Cuenca informó que de ahora en adelante los representantes deberán pagar el recibo de su salario, como cualquier colombiano. Además, instó al Gobierno Nacional a que se sume a esta iniciativa austera.

“Es un ejemplo que debemos dar y un ejemplo que también le vamos a solicitar al Gobierno Nacional que lo haga con todos sus funcionarios, que como cualquier colombiano paguen el recibo de su celular”, sostuvo Cuenca.

Desde la fecha mencionada, los celulares de los representantes pasarán de pospago a prepago.