Sin la norma vigente, las mujeres que ganen menos de dos salarios mínimos tendrán que cotizar 150 semanas más para poderse pensionar; es decir, deben trabajar unos tres años más, informó Blu Radio.

La Corte Constitucional, de acuerdo con la emisora, estudió tres objeciones que el Gobierno le hizo al proyecto 206, porque el Congreso no tuvo en cuenta el concepto del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, que advirtieron de la “inviabilidad financiera de la medida”.

La FM agrega que el Gobierno también señaló que “esa diferencia en la adquisición de pensión no sería conveniente porque implicaría un desequilibrio financiero del sistema”, aunque reconoció que el proyecto quería subsanar las dificultades de las mujeres para acceder a la pensión.

El Congreso tampoco habría dado una “garantía de sostenibilidad financiera del sistema pensional”, y por eso la Corte Constitucional respaldó al Gobierno y tumbó la norma.