“Vimos el impacto de la caída de los precios del petróleo sumado a la pandemia de COVID-19 en los resultados del primer trimestre”, dijo este lunes el presidente de la compañía, Felipe Bayón.

Hace un año, la ganancia fue de 2,7 billones de pesos, mientras que el beneficio trimestral antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) fue de 5,3 billones de pesos, un 28,5 % menos que en el mismo periodo del año pasado.

“El Ebitda tuvo una caída en su gran mayoría causada por esa caída dramática de los precios”, afirmó Bayón, quien explicó que Ecopetrol hizo su presupuesto para este año calculando un precio de 57 dólares para el barril de crudo tipo Brent, de referencia para Colombia, pero el promedio en el trimestre fue de 51 dólares.

El presidente de Ecopetrol explicó que la empresa hizo un ajuste contable de un billón de pesos en su beneficio, como previsión ante un “entorno retador”. Sin ese ajuste la utilidad neta habría sido mayor, de 1,1 billones de pesos: “Dado el cambio dramático en las condiciones de mercado hicimos este gasto por ‘impairment’ de más de un billón de pesos porque consideramos que las condiciones de deterioro de los mercados lo requerían”, añadió sobre ese ajuste contable que, según dijo, es más común hacerlo a final de año.

Según Bayón, “en términos de expectativas, el segundo y tercer trimestre del año van a ser mucho más duros, muy complicados” porque hay una “destrucción de demanda” de combustibles a nivel mundial por la crisis económica causada por la pandemia de coronavirus.

El presidente de Ecopetrol afirmó que el mercado del crudo está “en medio de una crisis que no tiene precedentes” en la que predomina la incertidumbre y por eso su previsión de que los próximos dos trimestres serán más difíciles. “Lo que empezó como una crisis en términos de participación de mercado (de los países productores) llevó a una caída dramática de los precios al final del periodo” y a eso se suma “la crisis causada por la pandemia de COVID-19”, por lo cual “se está consumiendo mucho menos crudo del que históricamente se ha refinado” añadió.

Bayón aseguró que la empresa puede tener una producción sostenible con un precio del crudo de 30 dólares por barril para colocarlo en los mercados asiáticos y de Estados Unidos.

En el primer trimestre, la producción promedio de Ecopetrol fue de 735.000 barriles diarios, es decir, 7.000 barriles más que entre enero y marzo de 2019, “pese a eventos de orden público y al inicio del deterioro en el entorno de mercado”.

La refinación de crudo en el trimestre fue de 345.000 barriles diarios, ligeramente inferior a los 351.000 del periodo comparado, proceso que, según dijo, estuvo afectado, especialmente en marzo, “por la abrupta caída de la demanda de sus principales productos, como consecuencia del COVID-19”. “Hemos tenido que ajustar la carga de las refinerías” porque “hay una caída dramática en la demanda”, subrayó.