Ricardo Díaz, presidente del Sindicato Agremial de Domiciliarios y coordinador del Movimiento Nacional de Repartidores de Plataformas Digitales, señaló en Blu Radio que unos de sus requerimientos es que las plataformas de domicilios les paguen las vacaciones, cesantías, primas y pensiones; es decir, que las aplicaciones reconozcan un vínculo laborar y no que los vea como “colaboradores” o “socios”.

El punto de encuentro en Bogotá para comenzar las movilizaciones será la calle 85 con carrera 15, norte de la ciudad, anunció en sus redes sociales El Movimiento Nacional de Repartidores de Plataformas.

De ahí, tomarán toda la carrera 15 hasta la 127, luego irán por la carrera 19 hacia la 161; avanzarán hasta la 170 con Autopista Norte, por donde seguirán su recorrido hasta la calle 100, para finalmente tomar la carrera 11 hasta el Ministerio de Trabajo.


Los domiciliarios colombianos no solo participarán en el paro de este 8 octubre, sino que también hicieron parte de su organización, dijo Díaz a la emisora.

En las movilizaciones, cerca de 60 organizaciones gremiales de repartidores, de más de 30 países, se manifestarán, de acuerdo con líderes del Movimiento Nacional de Repartidores de Plataformas, que están promoviendo el paro por redes sociales.

Según una declaración internacional de los domiciliarios, publicada en Twitter, los manifestantes eligieron el 8 de octubre para hacer un paro, porque buscan “empalmar con la defensa de la ley AB5 en el Estado de California (EE. UU.) que por ley ha otorgado el reconocimiento laboral a miles de trabajadores y trabajadoras de aplicaciones”.

Además de Colombia, países como Brasil, Ecuador, Costa Rica, Chile, Argentina, México, Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, España e Italia tendrán movilizaciones de domiciliarios para exigir mejores condiciones de trabajo.

La protesta se convoca justo después de que un juzgado laboral de Bogotá fallara a favor de un domiciliario que demandó a la aplicación en la que trabajaba para que le reconocieran las prestaciones.