El negocio tomó tanta fuerza en Colombia que en 2018 movió recursos por 4,8 billones de pesos, cifra que representó el 0,4 % del total de la economía del país, informó El Tiempo.

Casi 1,8 millones de vendedores por catálogo son mujeres, es decir el 87 % del total de los colombianos que sobreviven los ingresos que reciben de este comercio, según a Asociación Colombiana de Venta Directa (Acovedi), explicó el medio.

En cuanto a ganancias, el diario señaló que, según varias consultas que hizo con personas involucradas en el negocio, pueden ganar desde 828.000 pesos hasta 10 millones de pesos mensualmente, dependiendo de la cantidad de productos que vendan y clientes que tengan.

Además, El Tiempo detalló que el 25 % de los vendedores tienen entre 35 y 44 años, le siguen las personas de entre 25 y 34 años, con el mismo porcentaje; el 21 % tiene entre 45 y 54 años y finalmente los adultos de entre 55 y 64 años, con el 13 %.

Sin embargo, un estudio de maestría en la Universidad Nacional (hecho en febrero de 2019) criticó este modelo de negocio como forma de empleo, bajo el argumento de que “traslada al trabajador los riesgos y responsabilidades de la relación contractual”, informó América Retail.

Para el estudio, la modalidad de empleo de ventas por catálogo “es precaria y, como las empresas no asumen compromisos laborales, se estaría contribuyendo a que estas compañías acumulen cuantiosos ingresos“, mencionó el medio.