El funcionario destacó en Blu Radio que las personas que no pudieron pagar el elevado costo del pasaje, que incluía impuestos y tasas aeroportuarias, se tuvieron que quedar en los países de cuatro continentes diferentes; sin embargo, destacó que se pudieron recaudar fondos para ayudar a algunos.

“Organizaron algunas colectas por Internet, acudimos a los empresarios y logramos de esa manera sacar a algunos. Sabemos que nos queda un reto reto muy importante con los que aún están en Australia y Tailandia, si el tiempo nos lo permite y antes no han reabierto los aeropuertos”, mencionó Valencia en la emisora.

En el vuelo de “carácter humanitario”, según informó la Cancillería en un comunicado, que siguió la ruta Yakarta – Nueva Delhi – Ámsterdam – Bogotá, viajaron colombianos que se encontraban en Australia, Austria, Bélgica, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, India, Indonesia, Italia, Irlanda, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Singapur, Suecia, Suiza, Tailandia y China.

Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia, dijo que previo a su ingreso al país, los repatriados tuvieron que diligenciar el formulario de control preventivo contra el coronavirus, a través de la página web de la entidad y, una vez aterrizaron en territorio nacional, fueron valorados por las autoridades de salud en tres momentos.

Los repatriados deberán cumplir con la medida de aislamiento obligatorio en Bogotá, el cual tendrá seguimiento de Migración Colombia, la Policía Nacional o la Secretaría de Salud del Distrito. “Quienes la desacaten podrían incurrir en sanciones administrativas y penales”, agregó la Cancillería.