El objetivo de la extensión, de acuerdo con el presidente Iván Duque, es llegarles a más trabajadores y proteger el empleo que ha salido seriamente afectado por el coletazo económico de la pandemia del coronavirus en el país. “Nuestra meta es que muchos más colombianos tengan garantizado el subsidio a la nómina y, de esta forma, puedan conservar su empleo”, dijo Juan Alberto Londoño, viceministro de Hacienda.

Según las últimas cifras de marcado laboral del Dane, más de 5 millones de trabajadores se quedaron varados en Colombia por el COVID-19 en abril, por lo que la decisión del Gobierno les dará un alivio a las cajas de las compañías para poder cubrir el gasto de las nóminas por un mes más.

“Esta decisión surge luego de un análisis profundo con el equipo técnico del Ministerio y la Unidad de Pensiones y Parafiscales (UGPP). Queremos darle un impulso adicional a la economía tomando en cuenta el proceso gradual de reapertura de varias empresas de todo el país”, agregó Londoño.

De acuerdo con cifras del Ministerio de Hacienda, al 5 de junio se han girado recursos por 269.000 millones de pesos por concepto de subsidios a la nómina, beneficiando a 51.149 empresas y a 765.773 trabajadores en el país.

El documento incluyó además dentro de los beneficiarios del programa a los establecimientos educativos no oficiales de educación formal (colegios privados), los cuales serán validados por el Ministerio de Educación, y estableció una disposición que exime de retención en la fuente los giros del programa que hagan las entidades financieras a los beneficiarios.