La idea original fue del holándes Geert-Jan Bruinsma que hacia 1996 ya pensaba en que cualquier persona debería tener la posibilidad de hacer reservas en línea y encontrar su hotel por internet.

Fue creciendo y ofreciendo una mayor gama de hospedajes para escoger en Europa. Para 2002 ya tenía 50 empleados con la premisa de suplir la demanda de los clientes para expandirse a nuevos mercados.

Poco después, en 2005, se vinculó con Priceline Group (Hoy Booking Holdings) y se consolidó como el líder mundial en reservas de alojamiento con una oferta de 28 millones de habitaciones en 133.500 destinos de 228 países.

Actualmente, sus 198 oficinas están distribuidas por 70 países, con una casa matriz en Ámsterdam, y en sus líneas de atención ofrecen atención ‘de sol a sol’ en 40 idiomas.

Es decir que si una persona reserva en Colombia y viaja a Asia, por ejemplo, siempre podrá recibir ayuda en español. La premisa es “pensar globalmente y actuar localmente”, le explicó a Pulzo Adriana Mantilla, Country Manager de Booking para Colombia, Ecuador y Perú.

Y agrega: “Somos experiencia, somos vivencia, y eso es lo que le traemos a los viajeros para ayudarlos a encontrar lugares maravillosos. Nuestra misión es empoderar a la gente para experimentar el mundo”. La representante de Booking en el país cuenta cómo logran eso:

“Lo que hacemos es ir a la playa a ver las habitaciones, ver donde está ubicada la propiedad. La idea es que cuando un cliente llegue a su destino sepa a qué viene, que lo podamos ubicar bien, que la localización esté bien para que no se pierda, que tengan claras las distancias y ayudarlos con una plataforma muy amigable a que no tengan inconvenientes. Además, confirmamos que lo que ofrecen los hoteles en la página sea coherente con las instalaciones”.

Otras de las características que han hecho exitosa y confiable esta empresa de tecnología, que hace parte de la tercera más grande del mundo en e-commerce, es su facilidad de uso y la agilidad con la que cada cliente logra lo que está buscando.

El artículo continúa abajo

Además desde el principio decidieron apostarle a la diversidad en los tipos de alojamiento según la situación de cada cliente, pues ofrecen espacios para encuentros corporativos con condiciones más formales u otros que pueden ser apartamentos para compartir con la familia y amigos y no depender de horarios para desayunos o cenas, por ejemplo.

Booking cuenta con más de 5 millones de lo que llaman alojamientos no tradicionales, pues hay tanta variedad que hasta pueden ofrecer casas en árboles. Adicionalmente, le apuestan a la innovación de su plataforma parque el cliente tenga la mejor experiencia en la pre y pos venta de la reserva, eliminando todas las barreras del idioma, y no tienen recargos por cambios.

Y su fiabilidad de la deben a que tienen 173 millones de comentarios reales. Es decir que todos los comentarios que hay en la página son de personas que se alojaron allí. “Nadie puede comentar sin haber dormido antes en ese lugar”, puntualiza Mantilla. Esos mismos comentarios les dan una puntuación a los alojamientos que los hace merecedores de una placa.

Su exitoso crecimiento también les ha permitido tener al menos 17.500 afiliados y canales de distribución en el mundo, como algunas aerolíneas que cuando ofrecen las reservas también redirigen a la plataforma de Booking.

Adicionalmente, cuentas con las empresas hermanas del grupo que ofrecen opciones como Rentalcars y Opentable para alquilar vehículos en sus destinos o reservar en restaurantes. Booking Holdings también incluye a Agoda, que es una empresa similar pero que funciona en Asia; el metabuscador Kayak; y Priceline, la norteamericana que también ofrece vuelos y autos.