La reforma será presentada en los próximos meses, después de las elecciones, y pretende crear un nuevo régimen en el que las personas menores de 35 años, cuando logren la anhelada pensión, reciban unos subsidios más bajos que los actuales por parte del Gobierno.

“Se modificaría la tasa de reemplazo y revisaría cuánto es el subsidio del Gobierno Nacional para esas pensiones altas”, señaló el viceministro, citado por Blu Radio.

Explicó también que la reforma buscará que el Gobierno Nacional redireccione mejor los recursos y que no sea una sola persona la que se quede con pensiones de 25 salarios mínimos.

Sumado a esto, dijo que el gobierno de Iván Duque estudia por estos días opciones para disminuir los subsidios altos y tener mayor cobertura para que más gente se pensione.

En la reforma no se afectarían las pensiones bajas, por ejemplo, tres salarios mínimos de pensión (que lo tiene el 90 % de los pensionados). No se tocarían tampoco las pensiones de 3 o 4 millones de pesos, explicó Londoño.

“Las pensiones altas se verían afectadas porque, al recibir menor subsidio del Estado, se vería reflejado en el ahorro que han venido haciendo y que harán hacia adelante. La pensión bajaría notablemente al no haber subsidio”, enfatizó a esa misma emisora.

Las declaraciones del funcionario se dieron por cuenta de un artículo que publicó el diario Portafolio, y que fue desmentido por el Gobierno, entre otras cosas, porque aseguraba que se acabaría el régimen de prima media en Colombia y, por ende, era muy posible que se pusiera fin a Colpensiones.

“Nosotros estamos pensando racionalizar los subsidios. Queremos que las personas de altos ingresos no tengan un subsidio tan alto por parte del Gobierno y estamos buscando que más personas accedan a protección a su vejez”, sentenció Londoño.