Las sanciones se dan porque estos establecimientos tenían medidores alterados. Durante el operativo identificaron que varias bombas tenían manipulada la medida para la venta del galón, mejor dicho los conductores estaban siendo estafados.

“Hicimos 36 visitas de inspección, que nos derivaron en 9 sellos temporales a aquellos establecimientos que no están cumpliendo con las normas de pesos y medidas”, explicó el secretario de Gobierno, Iván Casas, citado por CM&.

El funcionario explicó que, en el precio por galón, se terminaban desajustando en algunos pesos lo que se le estaba cobrando al ciudadano. “La medida debe ser exacta”, advirtió Casas.

Pero, ¿dónde están ubicadas las bombas selladas? Según explicó la Secretaría de Gobierno, los establecimientos que estaban haciéndoles ‘conejo’ a los conductores se sitúan las localidades de Chapinero, Usme, Fontibón, Teusaquillo y Antonio Nariño.

Por lo anterior, las suspensiones para las estaciones pueden ir, en un primer momento, entre 3 y 10 días por la Policía. Sin embargo, advirtió el funcionario, si la anomalía se repite pueden tomarse medidas como la suspensión definitiva del permiso para que funcione el negocio.