La Dimayor les ordenó a los clubes (de la Liga y el Torneo Águila) tomar esta medida con sus jugadores, cuerpo técnico y dirigentes para impedirles crear cuentas personales en plataformas autorizadas de apuestas en línea y evitar la reaparición de redes ilegales que incentiven el fraude en los partidos de fútbol en Colombia, informó El Espectador.

La propia entidad implementará la misma decisión en el aspecto contractual de los árbitros, encargados de impartir justicia en las contiendas deportivas, añadió el medio.

Además, la Dimayor contrató a la empresa Genius para, a través de un software especializado, vigilar las competiciones nacionales, controlar cada partido y emitir alertas de posibles timos o engaños en los encuentros. Actualmente, Genius cumple estas funciones en 150 ligas deportivas del mundo, reseñó el diario.

A su vez, la entidad firmó un convenio con la Fiscalía General de la Nación para crear una comisión especial encargada de investigar presuntos amaños y denuncias por esta problemática, dijo El Espectador.

En la actualidad, cualquier profesional del fútbol o directivo que se involucre en fraude deportivo puede tener una suspensión de por vida en sus labores y, económicamente, sanciones de hasta 125 millones de pesos, puntualizó el diario.