El análisis corresponde a The Land Report, y revela que el multimillonario, que perdió su puesto en el podio entre los más ricos del mundo con el francés Bernard Arnault, tiene propiedades y amplias áreas de terreno en 18 estados de su país.

Las propiedades principales de Gates están en Louisiana (27.952 hectáreas), Arkansas (19.395 hectáreas), Nebraska (8.331 hectáreas) y 10.420 hectáreas de tierra en Phoenix, Arizona, donde está desarrollando un barrio nuevo, señala la revista Forbes México.

El drástico cambio de negocios, del tecnológico al del campo comenzó en 2008, cuando en 2008, dice Forbes, la Fundación Bill y Melinda Gates hizo una donación de 306 millones de dólares en ayudas para “promover la agricultura sostenible de alto rendimiento entre los pequeños agricultores del África subsahariana y el sur de Asia”.

Después de eso, y adicional a la compra de millones de hectáreas, Bill Gates ha seguido invirtiendo en el desarrollo de cultivos resistentes al cambio climático y vacas con mayor producción de leche.

No obstante, tales iniciativas solo colman algunas de las tierras de Gates, y se cree que las demás están destinadas a cuidar el medio ambiente, promover los recursos hídricos y proteger el suelo.

Según Business Insider, en el 2018 la fundación de Gates y su esposa invirtió 40 millones de dólares en el desarrollo de nuevas formas de crianza de gallinas que ponen huevos de mayor calidad en fincas de África y el sur de Asia.

El medio destaca que Gates es el mayor tenedor de tierras de cultivo en Estados Unidos, pero no es es el que más tierras posee, pues es segundo –muy lejos– después del millonario John Malone, que posee 89,3 millones de hectáreas de terrenos, incluidas propiedades en ciudades.

El siguiente video de hace 3 años registra la noticia de que Bill Gates, que tiene una fortuna de 121.000 millones de dólares, quería desarrollar un ‘barrio inteligente’ en un amplio terreno de su propiedad en Phoenix, Arizona: