Después de libros, ropa, muebles, ‘streaming’ y productos frescos, Amazon se metió a un gran negocio que le faltaba: vender medicamentos, a través de Amazon Pharmacy.

“Cuando cada vez más gente busca hacer sus compras diarias desde su casa, la farmacia es una sección importante y necesaria en la tienda en línea Amazon“, dijo Doug Herrington, responsable de los servicios a los clientes de América del Norte.

Este paso pone a Amazon en directa competencia con gigantes como CVS Health Corp o Walgreens Boots Alliance, las dos principales cadenas de farmacias de Estados Unidos.

“Este servicio de farmacia llena un hueco en uno de los pocos sectores en los que la oferta en línea del grupo no estaba presente“, dijo Art Hogan, analista de la firma National Securities.

Tras el anuncio de Amazon, las acciones de las cadenas de farmacias competidoras cayeron más de 6 % en la bolsa de Nueva York. Amazon, en cambio, registraba una leve alza.

Con Estados Unidos enfrentado a un nuevo embate del coronavirus, Amazon puede imponerse rápidamente en el mercado al ofrecer la posibilidad de comprar remedios recetados sin salir de casa.

La apuesta de Amazon es clara: busca entrar a competir por un pedazo de la astronómica torta que representa la venta de medicamentos en Estados Unidos. De acuerdo con El País, de España, el negocio de las farmacias mueve anualmente 300.000 millones de dólares en ese país.

Dos años atrás, el grupo ya había puesto un pie en el negocio de entrega de medicamentos cuando compró la distribuidora PillPack por 753 millones de dólares.

¿Cómo funcionará Amazon Pharmacy?

Ahora Amazon dio un paso más grande. Se propuso ofrecer en su sitio una sección dedicada a la farmacia, lo cual permitirá a los clientes ordenar compras desde sus computadores o teléfonos.

Los clientes podrán registrar los datos de su seguro de salud y pedir sus medicamentos directamente en Amazon Pharmacy.

Cuando crecen los reclamos de los consumidores por una mayor transparencia en el precio de los remedios y florecen programas de tarjetas de descuento, Amazon confía en su esfuerzo de información sobre los precios para conquistar el mercado.

Los usuarios podrán comparar los diferentes precios en función de su seguro de salud. También podrán ver diferentes marcas de medicamentos genéricos existentes y las diversas dosis posibles.

Amazon precisó que algunos medicamentos, como los basados en opiáceos, no serán ofrecidos.

Para atraer a los abonados a su servicio Prime, Amazon ofrecerá la entrega gratuita en dos días y descuentos para quienes paguen algunos remedios sin seguro.

“Lanzar esta farmacia digital y ofrecer descuentos a suscriptores es el paso más importante dado por Amazon en la venta de medicamentos“, dijo el analista Hogan. “Es la primera vez que los compradores podrán encargar directamente sus remedios en Amazon”.

Para Craig Garthwaite, de la escuela de empresas de la Northwestern University, “este lanzamiento de Amazon representa una significativa amenaza a los locales físicos de farmacia“.

Los mostradores de las farmacias deberán ofrecer algo más que acceso a remedios recetados“, advirtió.