El retorno del grupo de aficionados del equipo ‘poderoso’ fue posible gracias al trabajo mancomunado de los directivos de esa institución con la Cancillería y varios organismos nacionales e internacionales, quienes garantizaron  que los hinchas regresaran a Bogotá en un vuelo humanitario.

Todos los integrantes de esta delegación se encuentran en óptimas condiciones y cuando arriben a Medellín deberán cumplir con el aislamiento obligatorio por el que atraviesa la nación”, precisó el Medellín en un comunicado.

Los hinchas paisas tenían presupuestado regresar a Colombia en bus desde Buenos Aires luego de la derrota por 3 a 0 ante Boca Juniors. Sin embargo, el colectivo de aficionados no pudo pasar la frontera de Argentina y Chile y se vio obligado a estar dos semanas en la ciudad de Jujuy.

En esa región fueron ayudados por las autoridades locales, quienes les dieron comida. Cumplidas dos semanas, los colombianos manifestaron su deseo de volver a Buenos Aires y el gobierno de Jujuy rentó un bus para que pudieran hacerlo.

A su regreso a la capital argentina, el bus en el que se movilizaban fue detenido. Las autoridades confirmaron la problemática que estaban viviendo los hinchas y no los capturaron por no haber respetado la cuarentena en la que está ese país desde mediados de marzo.