Miguel Ángel López es uno de los principales candidatos a ganar la ronda ibérica y hoy lo estaba demostrando con creces, pero la mala suerte y el clima le jugaron una mala pasada.

A falta de 18 kilómetros para llegar a la meta y subiendo el último puerto, ‘Supermán’ dejó clavados a Nairo Quintana, Alejandro Valverde y Primoz Roglic, además del pelotón, y metros más adelante fue ayudado por un compañero que iba en la fuga.

Todo iba perfecto para el nacido en Pesca, Boyacá, hasta que una fuerte tormenta de lluvia cayó sobre Andorra, zona en donde se disputó la jornada. Fue tan recio el aguacero que la transmisión televisiva perdió por un largo rato a los ciclistas y no se sabía qué diferencia había entre ellos.

Antes de la lluvia, López estaba por encima de los favoritos y cuando ya pasó la tormenta y la televisión pudo capturar los momentos en vivo de lo que estaba sucediendo, sus rivales ya lo tenían a tiro. No estaba claro qué había pasado exactamente y fue hasta el final de la etapa que el mismo colombiano contó lo que pasó.

Según el relato de ‘Supermán’, él iba por delante unos 30 segundos sobre los favoritos, junto a Sergio Higuita, pero las malas condiciones de la carretera, incluso por nieve que cayó, hizo que se fuera al piso, se golpeara en el brazo izquierdo y que la bicicleta le quedara un poco frenada.

Todo esto hizo que Nairo, Valverde y Roglic lo pasaran y que la buena estrategia que había lanzado kilómetros atrás quedara en nada. López buscaba el liderato de la Vuelta antes del día de descanso y la contrarreloj del martes, pero es tercero en la clasificación general, por detrás de Quintana y Primoz Roglic.

Así quedó el brazo izquierdo de ‘Supermán’ tras la caída de este domingo: