La contienda no se podía efectuar en Bogotá porque la administración distrital no permite usar los estadios de la ciudad debido a la alerta roja sanitaria derivada de la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, otras capitales del país tampoco fueron habilitadas por la situación de orden público, que no permite que se garantice la seguridad para los equipos, pues la fuerza policial está destinada al paro nacional.

En consecuencia, la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) asignó el duelo a Ambato, Ecuador, población situada a 2.500 metros de altura sobre el nivel del mar, apta para las condiciones que Independiente Santa Fe acostumbra a tener en Bogotá.

Se tratará de un partido clave para el ‘expreso rojo’ y para Junior de Barranquilla en sus aspiraciones por avanzar a los octavos de final de la Copa Libertadores o de buscar la tercera casilla del grupo para pasar a Copa Sudamericana.

El otro encuentro de la serie, entre River Plate de Argentina y Fluminense de Brasil se llevará a cabo al mismo tiempo en Buenos Aires.

Santa Fe-Junior, en Ambato (Ecuador)

Acá, la confirmación hecha por la Conmebol: