Los delincuentes extrajeron también computadores y no dejaron ni siquiera las cámaras de seguridad, indicó Santa Fe en su cuenta de Twitter:

El pedido especial a la hinchada fue para no comprar y denunciar la venta de los uniformes del equipo profesional que allí se encontraban:

La sede administrativa del club se encuentra en el barrio San Miguel, relativamente cerca del estadio El Campín de Bogotá.

Allí también queda la tradicional Tienda Cardenal, aunque de momento no se sabe si esta también fue robada, pues los uniformes a los que hace referencia la institución son los del equipo profesional.