El ascenso a dicha cuesta empezó a falta de 41 kilómetros y terminó a falta de 32. Curiosamente, Miguel Ángel López comenzó la subida ‘con el pie izquierdo’: un pinchazo lo separó del pelotón de los favoritos. Sin embargo, el colombiano se recuperó y en la mitad del puerto atacó en solitario con la potencia que lo caracteriza.

El ataque de López tuvo sus frutos. El boyacense separó a sus rivales en la clasificación general y encontró en el español Mikel Landa un buen compañero de fuga. Ambos unieron esfuerzos al estar obligados a descontarle tiempo a Primoz Roglic. ‘Supermán’ llegó a esta etapa 12 del Giro con una desventaja de 4 minutos y 29 segundos con el esloveno.

López y Landa hicieron un notable remate de etapa junto a dos gregarios de sus equipos. Finalmente, ambos le descontaron 28 segundos a los favoritos de la carrera: Roglic, Vincenzo Nibali y Simon Yates. Con ese recorte de tiempo, ‘Supermán’ quedó a 4 minutos y un segundo del esloveno, y ascendió al puesto 16 de la clasificación general

El colombiano Esteban Chaves también tuvo una jornada positiva. El ‘chavito’ acompañó a su líder Simon Yates y llegó en el pelotón de los mejores corredores. Eso le bastó a Chaves para ascender al puesto 22 de la clasificación general, a 4 minutos y 30 segundos de Roglic.

Este viernes los favoritos al título del Giro de Italia tendrán una de las etapas más difíciles de toda la carrera. La jornada número 13 cuenta con dos puertos de montaña de una dificultad alta, el último de ellos con una extensión de 20 kilómetros hasta la meta.