A partir de ese año se acabará el denominado promedio heredado, que condena a los equipos recién ascendidos a la parte baja de la tabla del descenso porque reciben los puntos que hizo en los dos años anteriores el club que inicia la temporada en el último lugar de esa clasificación.

Desde 2022, los equipos recién ascendidos construirán su propio promedio, que será el resultado de los puntos que obtengan divididos en el número de partidos que disputen en la fase de todos contra todos. Esos clubes ascendidos empezarán en la primera división con un promedio de 0, que se irá modificando de acuerdo con su rendimiento deportivo.

De todas maneras, el sistema de promedios seguirá definiendo cuáles serán los dos descendidos de cada año desde el 2022. Para ello, los clubes de la liga colombiana que llevan varias temporadas en la primera división sacarán su promedio producto de su rendimiento en los últimos tres años.

Los equipos que no tengan tres años en la liga construirán su promedio contando el tiempo que llevan compitiendo en la misma.

La Dimayor realizará otra asamblea extraordinaria el próximo jueves 13 de agosto para definir los detalles de la reanudación de los torneos del fútbol colombiano.