James se resintió de una lesión muscular (aductor) en el entrenamiento del pasado jueves, por eso el técnico de Bayern Múnich, Niko Kovac, no lo convocó para el partido de este sábado frente a Werder Bremen.

A pesar de ello, el cucuteño fue a acompañar a su equipo y cuando se disponía a tomar el ascensor para la zona VIP del estadio, no lo dejaron pasar porque la persona que estaba a cargo no lo reconoció.

De acuerdo con Kumberger en su cuenta de Twitter, luego de esperar unos segundos, James dijo: “¡Pero soy un jugador!”. Luego, otro organizador sí lo reconoció y lo dejó pasar.

Acá, el tuit del periodista alemán:

“@jamesdrodriguez quería entrar con algunos amigos y tomar el ascensor hasta el área VIP. Pero un organizador no lo reconoció y lo dejó esperando afuera… “¡Pero soy un jugador!” – Otra organizadora finalmente lo reconoció y lo dejó entrar”.

Bayern Múnich se impuso este sábado por 1-0 a Werder Bremen gracias al gol del defensa Niklas Süle en el minuto 75 de juego. De esta forma llegó a 70 puntos y mantiene la primera posición de la Bundesliga.