El corredor del equipo UAE Emirates se desestabilizó en plena curva y se enredó con el cartel de un patrocinador del Giro de Italia que estaba colgado en las barreras de contención.

“No sé en qué momento perdí el control, la verdad es que estaba un poco suelta la publicidad de las vallas, de pronto fue eso”, reseñó después de la jornada en zona de prensa.

Además, Juan Sebastián Molano mostró ante las cámaras su mano derecha sangrando: “Tengo un dedo muy mal, voy a hacer una resonancia… Fue muy mala suerte”.

Sin embargo, el incidente pudo terminar peor, pues un niño y un hombre que estaban junto a la vía se salvaron de ser golpeados por el boyacense

En video, Molano culpa a la publicidad por su caída en el Giro: