El título, que Osorio obtuvo tras superar 6-1 y 6-0 en la final a la estadounidense Alexandra Yepifanova, es el primero individual en cualquier modalidad (mujer u hombre) en un Grand Slam y el cuarto en toda la historia del tenis colombiano.

Así fue la revelación de Osorio en una rueda de prensa en Bogotá:

“Yo creo que me ayudó mucho el triunfo de ellos. Estaba jugando cuartos de final y yo me acuerdo que ese día iba 3-0 abajo y ellos estaban jugando. Ahí tuve que parar (por lluvia), estaba viendo el partido de ellos, ganaron su segundo Grand Slam. Dije: ‘si ellos pueden yo también puedo'”.

María Camila Osorio
María Camila Osorio / EFE

En ese sentido, Farah, que ocupa el primer lugar del ránking de dobles de la ATP con Cabal, valoró la mentalidad de la juvenil y también cómo lo que han hecho puede inspirar a las próximas generaciones.

Por otra parte, la tenista, nacida hace 17 años en Cúcuta, señaló que se enfocará en convertirse en profesional, aunque sabe que esa transición es difícil.

“Por lo menos sé que después de este torneo voy con toda la confianza, tuve un buen resultado como junior. Voy a enfocarme en ser profesional, tengo muchos temas para seguir trabajando y mejorando”, añadió.

Es por eso que tiene claro que para cumplir sus sueños deberá “estar mucho mejor preparada físicamente, mentalmente” y mejorar sus golpes, entre otras cosas.

“Tengo muchísimas cosas más por mejorar para llegar a estar ahí, siento que estoy muy cerca. Estoy cerca del puesto 230 en ‘ranking’ WTA, estoy cerca de entrar a el ‘qualy’ (de los Grand Slam), lo cual es muy emocionante, entonces siento que me falta un poquito más. Obviamente la idea no es solamente entrar y estar en el ‘qualy’, yo quiero seguir sumando y estar en top 100, top 10”, agregó.

Sin embargo, la tenista reconoció:

“Yo apenas estoy iniciando y tengo mucho por recorrer”.

Los primeros campeones colombianos en un Grand Slam fueron la pareja formada por Alejandro Falla y Carlos Salamanca, que ganaron el título de dobles masculinos juvenil en el torneo de Roland Garros del 2001.