Las medidas preventivas que se vienen tomando en todo el mundo relacionadas con impedir la aglomeración de personas para evitar la propagación del COVID-19 ocasionaron que el programa no se realizara en un gran coliseo, como es habitual.

En consecuencia, el escenario dispuesto fue un centro de entrenamientos de la firma organizadora en la ciudad de Orlando (Florida), donde hubo sillas vacías rodeando a un cuadrilátero bajo el lema de “el ‘show’ debe continuar”.

Distintas ligas del deporte norteamericano han parado sus actividades por el mismo motivo, como la NBA (baloncesto), la MLS (fútbol), entre otras.

En videos, así se vio la lucha libre sin fanáticos: