Aunque en un principio el entorno del rosarino confirmó que este se presentaría a las pruebas del coronavirus, Messi habría cambiado de decisión debido a que tampoco haría parte de los primeros entrenamientos del equipo dirigidos por Ronald Koeman, señaló el impreso.

Mundo Deportivo, igualmente, puntualizó que el futbolista argentino considera que su contrato expiró después de haberle avisado a las directivas del FC Barcelona que ejecutaría la cláusula de libertad de final de temporada.

De no presentarse a la ciudad deportiva, el conjunto blaugrana podría abrirle un expediente disciplinario a Messi, como pasó con Arthur Melo haca algunos días, ya que estos exámenes son obligatorios para todos los jugadores de la plantilla, agregó este mismo medio.

Esta información se da a conocer luego de que el presidente del club, Josep Maria Bartomeu, manifestara que no está dispuesto a negociar el posible traspaso del rosarino con ningún equipo, a menos de que paguen la cláusula de rescisión de 700 millones de euros.

El entorno del astro argentino, consultado por el rotativo español, aseguró que Messi sigue abogando por encontrar una salida amistosa de la institución catalana. De momento, Bartomeu no ha hablado públicamente sobre el asunto, aunque se espera que lo haga próximamente.