Luego de un mes de denuncias por falta de garantías para llevar a cabo su profesión, las futbolistas colombianas le ganaron el pulso a los directivos del balompié nacional que no querían que la Liga Femenina profesional continuara, después de tener dos ediciones.

En la Asamblea de la Dimayor los directivos de los 36 clubes del fútbol colombiano acordaron que el certamen femenino profesional tenga una tercera edición, que se iniciará en agosto de este año, contará con un comité encabezado por América de Cali, Santa Fe, Cortuluá y Atlético Huila, y tendrá el apoyo de Coldeportes y la Vicepresidencia de Colombia.

Hasta el momento no se conocen más detalles en cuanto al formato de juego que tendrá la Liga Femenina, el número de equipos participantes que tendrá y sus patrocinadores principales. Lo cierto es que las denuncias hechas por las futbolistas más importantes del país surtieron efecto.

La noticia se conoció después de otro día coyuntural para el fútbol colombiano, al hacerse públicas las denuncias de acoso sexual y laboral que habrían sufrido varios árbitros colombianos por parte de los exárbitros Óscar Julián Ruiz e Ímer Machado.