La situación del exdirectivo fue ventilada por su propia hija en un testimonio publicado por el diario helvético Blick, donde se dieron pocos detalles al respecto.

“Mi padre está en el hospital. Va mejor cada día, pero necesita tiempo y descanso”, declaró Corinne Blatter al periódico.

Además, la mujer agregó que las complicaciones que afronta su padre que el problema de Joseph Blatter es serio, pero que su vida no corre peligro.

Finalmente, solicitó que el antiguo jefe del fútbol mundial y su entorno no sea molestado por los medios con sus indagaciones: “En nombre de mi familia, pido privacidad”.

Blatter, presidente de la Fifa durante 17 años, debió renunciar a su continuidad en 2015 debido a la ola de descrédito provocada por los escándalos de corrupción que implicaron a varios altos dirigentes del fútbol internacional.

Luego de apartarse del ente, su puesto fue ocupado por el también suizo Gianni Infantino, elegido en febrero de 2016.

Esta no es la primera vez que el exmandatario de Fifa tiene complicaciones, ya que en 2015 estuvo en una UCI tras un colapso de su sistema inmunológico, mientras que en 2016 afrontó un cáncer de piel y fue operado de una rodilla.