El pelotero zurdo, de 31 años de edad, sufrió la herida en su residencia de Miami, por lo que tuvo 5 puntos de sutura luego de que le repararan un nervio del dedo pulgar.

Su escuadra espera que el bolivarense pueda retornar a los campos en 2 semanas, perdiéndose así el inicio de los entrenamientos.

La temporada estadounidense comenzará entre el 23 y 24 de julio con un calendario reducido de 60 partidos, por lo que los Cachorros confían en que su lanzador pueda estar en óptimo nivel para ese entonces.