Por eso, cuando otro jugador del equipo Al Faisaly, de Arabia Saudita, logró rematar al arco, la pelota tocó levemente las nalgas del jugador lesionado, que estaba en posición fetal, y terminó impidiendo la ventaja parcial para su equipo.

El artículo continúa abajo

Por fortuna para Ante Puljic, jugador que evitó el grito de gol, su equipo terminó venciendo a Ohod 2-0 en la liga Árabe, informó el diario Clarín.

No obstante, la extraña jugada fue compartida a través de las redes sociales y rápidamente se volvió viral.