De acuerdo con el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, citado por RCN Radio, al hincha se le aplicó la Ley del Fútbol por lo que fue sancionado con una multa de 10 salarios mínimos mensuales legales vigentes, es decir, unos 8 millones de pesos.

De igual manera, se le prohibió ingresar al estadio, aseguró el mandatario local, de acuerdo con la emisora, luego de que el clásico paisa se viera manchado por la acción de ese hincha.

“[A] Ese loco, que se tiró de la tribuna, lo agarramos para afuera y le aplicamos la Ley de Fútbol. Tres años por fuera del estadio, como mínimo, y una sanción económica. Ya está individualizado”, aseguró el alcalde.

Está sanción resulta ejemplar para evitar que esos deplorables actos vuelvan a suceder. No obstante, por menos, en otros países se han visto castigos más severos. Un ejemplo es la decisión del Southampton, de Inglaterra, de vetar de por vida a dos aficionados que se burlaron de la muerte de Emiliano Sala.

Cabe mencionar, que previo al partido, aficionados de ambos equipos protagonizaron una ‘batalla campal’ en inmediaciones del estadio, que terminó con 17 adultos y 3 menores detenidos, 4 personas amonestadas y con 20 armas blancas y 17 dosis de sustancias alucinógenas decomisadas, informó la emisora.