El Liverpool puede haber dicho adiós a su objetivo de repetir el título logrado la temporada pasada después de perder en casa este miércoles contra el Brighton (1-0), lo que le distancia en otros tres puntos del Manchester City, que se impuso sin problemas ante el Burnley.

Si hace apenas dos semanas, el Liverpool volvió a perder un partido en Anfield después de 68 encuentros, este miércoles reincidió y perdió en la 22ª jornada de la Premier League por un solitario tanto anotado por el joven delantero colombiano Steven Alzate poco antes de la hora de juego (minuto 56).

El Liverpool, que recibirá el domingo al City, tiene ahora siete puntos de desventaja con respecto al equipo de Pep Guardiola, que cuenta además con un partido menos, y además ha perdido la plaza del podio en favor del Leicester.

Sin demasiados problemas, el Manchester City se impuso por 2-0 en su visita al Burnley para volver a convertirse en el líder en solitario de la Premier League tras la 22ª fecha del campeonato inglés.

El delantero brasileño Gabriel Jesus abrió el marcador nada más comenzar el partido (2) y Raheem Sterling sentenció justo antes del descanso (38).

De esta manera, el City sumó su 13ª victoria consecutiva -nueve de ellas en la Liga Premier-, todo un récord en la historia del club.

El último club de la élite inglesa en encadenar tantos triunfos seguidos fue el Arsenal hace casi dos décadas, en 2002.

Con esta victoria, el equipo de Pep Guardiola suma 47 puntos, tres más que el Manchester United (2º), que el martes había arrollado al Southampton (9-0).

En otro encuentro disputado hasta el momento este miércoles, el Leicester se recuperó de su tropiezo del pasado fin de semana (derrota en casa frente al Leeds) y venció, también por 2-0, en su visita al Fulham (18º).

Los ‘Foxes’ se colocan terceros (42 puntos) en la clasificación, con dos puntos de ventaja sobre el Liverpool y cuatro por encima del West Ham, que se impuso por 3-1 en su visita al Aston Villa (9º) con un doblete del internacional Jesse Lingard.

Estas son las impresiones del jugador anglocolombiano después del partido: