Las imágenes muestran a Bale caminando rápido, halando su maleta y ocupado con su teléfono celular. Entre tanto, una mujer y su hijo lo persiguen esperando que el jugador le dé una firma al menor.

“Por favor, mi hijo te quiere mucho”, exclamaba la madre, pero el delantero seguía su marcha sin atenderla.

Incluso, los representantes de la prensa que estaban captando el momento le sugirieron al deportista que le diera la firma al niño; sin embargo, también los ignoró.

En video, la particular situación: