Los incidentes se escenificaron en el choque entre Treporti y Miranense, válido por el torneo Giovanissimien Mestre y en el que un jugador de 14 años se bajó la pantaloneta en la cancha y desafió a la juez a que lo expulsara o a que tuviera sexo con él, acto que le representó tarjeta roja, informó el diario ‘Gazzettino’.

Además, el medio relató que cerca de 20 padres de familia le gritaron a la árbitra desde la tribuna que debería dedicarse a la prostitución, entre otra cantidad de insultos y ofensas.

El caso llegó hasta la Federación Italiana de Fútbol, ente que lo remitió al tribunal regional para que se tomen medidas al respecto, mientras que Marco Dalla Puppa, gerente del equipo del joven expulsado, indicó que su club se disculpará con la árbitra; “la estamos tratando de contactar”, puntualizó el funcionario en palabras resaltadas por el ‘Gazzettino’.

En fotos, las poses de Giulia Nicastro en redes: