Nouri duró 2 años y 9 meses en estado de coma, pero su hermano anunció en la televisión de su país que el entonces juvenil ya interactúa con sus seres queridos, duerme y come, reseñó Eurosport.

Sin embargo, el jugador, hoy con 22 años de edad, aún no se puede levantar de la cama y para comunicarse mueve las cejas, agregó su familiar.

De acuerdo al testimonio, Nouri se abría despertado a finales de 2019, pero aún continúa con problemas cerebrales, pues su recuperación ha sido lenta.

El mediocampista se proyectaba como figura junto a estrellas de la talla de Frenkie de Jong o Matthijs de Ligt, pero el accidente, en el que hubo fallas en el uso del desfibrilador (según aceptó Ajax en su momento) le truncó su carrera.

No obstante, su hermano concluyó diciendo que sigue esperando el milagro de la recuperación total.