Fredy Guarín compartió en su cuenta de Instagram una experiencia única que vivió en septiembre del 2014. Al volante, que jugó el Mundial de Brasil ese año con la Selección Colombia, se le apareció la virgen en una copa.

En ese entonces, el nuevo jugador de Millonarios estaba jugando con el Inter de Milán, equipo del que hizo parte hasta mediados de 2016, continuando su carrera en el Shanghai Shenhua de China, club en el que militó durante tres años y medio, antes de volver a Sudamérica y vestir por un año la camiseta del Vasco Da Gama brasileño.

En la imagen que compartió Guarín, se aprecia que en la copa que tenía en su mano quedó dibujada una figura igual a la que por muchos años se ha conocido como la de la virgen María.

“Ese día me di cuenta y confirmé que Dios es maravilloso conmigo, que cada día que pasa aprendo a ser mejor ser humano”, escribió Guarín este sábado junto a la imagen que sorprendió a miles de sus seguidores en la red social.

“No dejemos de luchar, no abandonemos los planes que Dios tiene para nosotros, no dejemos de luchar por nuestros sueños. Podemos cometer uno y 100 errores, podemos caer, pero si aún estamos acá, es por un propósito que Dios tiene en nuestras vidas”, concluyó el volante.

Guarín inició entrenamientos con Millonarios la semana pasada, pero parece difícil que llegue pleno físicamente al primer partido de la liga colombiana, en el que el cuadro azul se medirá contra Envigado. Los ‘embajadores’ serán locales, pero tendrán que buscar estadio en los próximos días ya que El Campín de Bogotá no se podrá usar por la cuarentena estricta que tiene la localidad de Teusaquillo hasta el próximo 21 de enero.

Esta fue la publicación con la que el volante compartió con sus seguidores la experiencia que vivió hace algunos años:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Fredy Guarin (@fguarin13)