César Guzmán, director ejecutivo de Patriotas, puso la cara a nombre del equipo en la mañana de este sábado y, a través de un comunicado, explicó lo sucedido.

Mientras que el equipo rojo regresaba de Ibagué tras su derrota, a cuatro de los futbolistas del plantel que no fueron convocados para este partido no les importó el resultado adverso y protagonizaron una ruidosa fiesta con bebidas alcohólicas y “algunas damas”, como detalló el comunicado del club.

Los jugadores en cuestión son Almir Soto, Miller Mosquera, Jerson Malagón y Oswal Álvarez. “En nombre de Patriotas ofrezco disculpas al administrador, vigilantes y residentes del edificio Villas de Aranjuez de la ciudad de Tunja”, aseguró el directivo del equipo.

Patriotas ya está eliminado de este semestre de la Liga Águila ya que está en el puesto 15, con solo 22 puntos, a una fecha del final de la fase todos contra todos. Este es el comunicado del equipo confirmando los actos de indisciplina de cuatro de sus empleados: