El combate de peso súper welter, que tuvo lugar en el Winstrust Arena, de Chicago, fue suspendido por el juez Celestino Ruiz cuando Day cayó, producto de la lesión cerebral que sufrió y que lo condijo, este miércoles, finalmente a la muerte.

“En nombre de la familia de Patrick, el equipo y las personas más cercanas a él, estamos agradecidos por las oraciones, expresiones de apoyo y la efusión de amor por Pat que han sido tan evidentes desde su lesión”, dijo el promotor Lou DiBella en un comunicado.

Day, de 27 años de edad, había sido sometido a una cirugía cerebral de emergencia el sábado por la noche después de ser noqueado por Conwell.

El púgil estaba inconsciente cuando abandonó el ring en camilla y fue trasladado en ambulancia, donde sufrió una convulsión y necesitó un tubo de respiración una vez llegó al hospital.

Conwell, un atleta olímpico en Rio de Janeiro-2016, dominaba la pelea y tumbó a Day en el cuarto y octavo round, y luego soltó un derechazo en el décimo que hizo que Day se tambaleara. Segundos después, Conwell sacudió a Day con un gancho de izquierda, Day cayó hacia atrás y su cabeza rebotó en el cuadrilátero.

El árbitro suspendió la pelea tras un minuto y 46 segundos de asalto. Day permaneció en el piso durante varios minutos y recibió tratamiento médico antes de ser traslado al hospital.

El púgil venía de una derrota en junio ante Carlos Adames en Nueva York. Day deja un balance de 17 victorias, cuatro derrotas y un empate, desde que debutó como profesional en 2013.

El combate integraba la cartelera de la defensa del título mundial de peso semipesado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) entre el ruso Dmitry Bivol y el dominicano Lenin Castillo, que ganó finalmente el europeo.

En su declaración del miércoles, Dibella dijo que esperaba que la muerte de Day incitara a las autoridades estadounidenses a adoptar normas de seguridad más estrictas en el boxeo.

“Se hace muy difícil explicar o justificar los peligros del boxeo en un momento como este”, dijo Dibella.

“Este no es un momento en que los edictos o los pronunciamientos sean apropiados, o en que las respuestas estén fácilmente disponibles. Sin embargo, es un momento para un llamamiento a la acción”, anotó.

“Aunque no tenemos las respuestas, ciertamente conocemos muchas de las preguntas, tenemos los medios para responderlas, y tenemos la oportunidad de responder responsablemente y en consecuencia y hacer el boxeo más seguro para todos los que participan”, concluyó el promotor.

Day es el tercer boxeador que muere en el ring este año según un recuento de la AFP.

El argentino Hugo Santillán falleció en julio tras un enfrentamiento en San Nicolás, al norte de Buenos Aires. La muerte de Santillán ocurrió apenas dos días después de que el ruso Maxim Dadashev muriera a causa de lesiones cerebrales sufridas en una pelea en Maryland.