Pese a que Bernal no pudo estar presente en la ceremonia de este lunes, envió un mensaje a los asistentes y a los colombianos que lo apoyaron durante y después del logro más grande de su carrera y la distinción más importante en la historia del ciclismo colombiano.

“Quiero agradecer enormemente a El Espectador por haberme nominado a deportista del año y a todas las personas que votaron por mí. Muchas gracias por la confianza que me han tenido, por haber votado por mí y haberme hecho ganar este premio que es muy importante y significativo”, dijo Egan en un video que publicó ese mismo diario en sus redes sociales.

También explicó que no pudo estar presente en la ceremonia, que cada año premia a los mejores deportistas del país, porque se encuentra en Europa en un compromiso con el equipo Ineos.

“Espero me disculpen por no estar ahí”, agregó el campeón del Tour de Francia.

Otros reconocimientos que se dieron en la ceremonia fueron:

– Mejor equipo del año: para los tenistas Robert Farah y Juan Sebastián Cabal.

– Deportista Juvenil del año: para es María Camila Osorio, una cucuteña, de 17 años, quien se coronó campeona del Abierto de Estados Unidos, en la categoría júnior.

– La segunda mejor deportista del año, en categoría Juvenil: para la vallecaucana de 19 años Yenny Sinesterra, que impuso récord en la modalidad de envión en el Campeonato del Mundo de Tailandia.

– Deportista del Año Paralímpico: para Carlos Daniel Serrano.

– El premio Ejemplo de Vida: para Johan Salas, de 13 años, quien fue figura en la última edición de la Copa Teleantioquia.

– El premio Juego Limpio Guillermo Cano: para cinco excombatientes de las FARC que crearon Caguán Expeditions, un operador turístico en San Vicente del Caguán, con el propósito de fomentar el turismo a través del rafting.