El lunes 8 de junio empezará formalmente el camino para el regreso de los partidos del fútbol colombiano. La primera etapa estará constituida por los entrenamientos individuales, que durarán cuatro semanas. En las dos primeras semanas de esa fase se realizarán pruebas de coronavirus a los deportistas cada cuatro días.

Luego de los entrenamientos individuales se procedería a la etapa que, según lo informado por el Ministerio del Deporte, confirmaría que los partidos de la liga colombiana se jugarían en unas pocas ciudades que tengan varios estadios.

“Viajarán a concentración a la sede o sedes seleccionadas para los partidos (lugares con varios estadios), garantizando condiciones hoteleras y con buen índice de estado sanitario para COVID-19. Se inicia el proceso de entrenamientos colectivos y se continúan realizando pruebas rápidas cada cuatro días”, detalló la cartera.

El Gobierno confirmó su postura de que la liga colombiana se vuelva a jugar desde la primera o segunda semana de agosto.

Así las cosas, en las próximas semanas la Dimayor deberá definir si se continuará la programación del primer semestre a partir de la novena fecha o si se cancela este y en agosto empieza formalmente el segundo semestre. Además, la principal preocupación pasa a ser las sedes en las que se disputarán los partidos, a puerta cerrada en todos los escenarios.