Anthony Fauci consideró que la mejor opción es evitar todo tipo de reuniones para ver el partido de este domingo 7 de febrero entre Kansas City Chiefs y Tampa Bay Buccaneers.

“No hay que encontrarse con gente con la que no se ha tenido mucho contacto y de la que no se sabe si está contagiada… Puede haber superpropagación”, apuntó el especialista en la cadena NBC.

Sin embargo, esta no es la primera voz de alarma, ya que otros analistas han dicho que las conglomeraciones en el estadio James Stadium de Tampa, sede del encuentro, y en las afueras del mismo servirán para que la pandemia se esparza con facilidad.

De hecho, podrán ingresar al escenario deportivo 22.000 espectadores, de los cuales 7.500 serán profesionales de la salud que han luchado en primera línea en contra del COVID-19 y que fueron invitados con la condición que ya estén vacunados.

Las 14.500 plazas restantes serán para aficionados que mediante la modalidad de sorteo podrán comprar sus entradas y a los que se les pedirá uso permanente de tapabocas, así como ubicarse en las tribunas con un distanciamiento mínimo de 1,8 metros.

Además, se les entregará gel para manos y un instructivo con normas de bioseguridad.

El Super Bowl 2021 se efectuará en un recinto para más de 66.000 personas en el que cerca de 3.000 trabajadores estarán presentes encargándose de la logística y organización.

Por otra parte, la alcaldesa de Tampa invitó a los fanáticos a celebrar en las calles de su ciudad portando mascarilla de manera obligatoria en ciertas zonas, medidas que no generan confianza entre los estudiosos de la pandemia.