La situación se presentó luego del triunfo de River, 3-0 de local en la liga argentina; en ese instante Agustín Rossi, guardameta del conjunto perdedor, se acercó hacia donde estaban sus adversarios para saludarlos uno por uno.

Sin embargo, Armani prefirió ignorarlo y lo dejó con la mano estirada, actitud que según TyC Sports se debe a recientes declaraciones de Rossi que habrían disgustado a Armani, quien se desquitó de esa manera.

“Me molestaba que se lo valore más, tiene mejor prensa. Si uno analiza las vallas menos vencidas del torneo, creo que él no ha tenido tantas como otros”, habrían sido las palabras de Rossi que recordó Armani sobre él, añadió el medio.

Acá, el desplante de Armani desde varios ángulos: