De acuerdo con el diario italiano Gazzetta dello Sport, De Rossi aceptó ir a Boca, inicialmente por el segundo semestre de 2019.

Su decisión, añade el rotativo, se la habría dado a su excompañero y amigo Nicolás Burdisso, actual director deportivo de Boca Juniors y quien está encargado de la negociación.

El diario recuerda que en el pasado, De Rossi había dicho que le gustaría jugar en La Bombonera, estadio del club argentino y que se había declarado boquense cuando se tomó una foto con la camiseta de ese equipo.

Luego de su paso por Boca, el futbolista de 35 años de edad deberá definir si sigue en ese club; si pasa a Los Ángeles FC, de Estados Unidos; si va a Fiorentina; o si le pone fin a su carrera para vincularse como asistente de Roberto Mancini en la selección italiana.