Solamente 100 personas invitadas por el Comité Olímpico Internacional, incluyendo periodistas, llegaron hasta el Estadio Panathinaikó en Olimpia, Grecia, para presenciar el espectáculo que se lleva a cabo sagradamente cada 4 años.

“Para esta ceremonia, lamentamos haber tenido que reducir la participación para proteger la salud pública”, declaró el presidente del Comité Olímpico de Grecia, Spyros Capralos.

Esta vez, los organizadores tomaron medidas drásticas debido al brote de coronavirus, que contaminó a 98 personas en ese país y causó la muerte a una persona este jueves en un hospital de la ciudad de Patrás, a unos 120 kilometros de Olimpia.

Capralos afirmó que espera “que las plegarias a Apolo (Dios griego del sol), procuren la fuerza para superar los desafíos mundiales actuales”, y estos, “puedan transformarse en pasión y éxito para los Juegos”.

La última vez que el evento se había hecho sin espectadores fue en 1984, ya que en esa ocasión los organizadores griegos querían “protestar contra la comercialización” de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles.

AFP