Este fin de semana creció la indignación de los fanáticos de Diego Maradona en torno a su muerte, por varios chats entre los médicos que estaban a su cargo durante sus últimos meses de vida: el neurocirujano Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov y el psicólogo Carlos Díaz. Los tres especialistas están siendo investigados por las autoridades argentinas, que no descartan la posibilidad de que el fallecimiento del ídolo gaucho sea un caso de homicidio doloso o culposo.

Los mensajes entre los doctores, publicados en las últimas horas por el diario Página 12 y citados por el diario Olé, dejan mal parados a los médicos. En ellos quedan en evidencia algunos diagnósticos preocupantes en torno a la salud del recordado ’10’, y a la vez comentarios que hacen dudar de la forma como los especialistas procedían en torno al cuidado de él.

Por ejemplo, Olé reseñó que en una de las conversaciones se puede leer “Demencia alcohólica. Rasgos de párkinson”, mensaje que estaría relacionado a las patologías que padecía el popular Diego. Ese mensaje se produjo a un mes exacto de que el exfutbolista falleciera. A la semana siguiente, el ídolo argentino fue hospitalizado de urgencia y sometido a una cirugía porque le encontraron un coágulo en el cerebro.

Después de esa cirugía de emergencia, Maradona fue trasladado a la vivienda en la que finalmente murió, por autorización del doctor Luque. Sin embargo, Olé recordó que en la clínica en la que operaron al ’10’ eran partidarios de que él estuviera en un centro de rehabilitación por su adicción al alcohol. En las últimas semanas de vida de él también se rumoró en los medios de comunicación que estaba padeciendo un síndrome de abstinencia.

Uno de los chats que más alertó a los argentinos fue uno con la frase: “O perdemos la matrícula y vamos en cana (cárcel) o seremos semidioses”. Ese texto no deja de generar preguntas entre los fanáticos del ídolo.

De igual manera, generaron preocupación mensajes en los que se decía que Maradona estaba “confuso, perdido, rígido”. Además, tan solo dos días antes de su muerte, en la conversación de los médicos se dijo lo siguiente: “Hace dos días que duerme (…) Está hinchado, muy hinchado”.

Este jueves se cumplirán tres meses del fallecimiento de Maradona y ahora todos los focos están dirigidos a los tres especialistas que más contacto tenían con el campeón del Mundial México 1986. Ninguno de los señalados ha querido hablar al respecto públicamente.