Entre los detenidos destaca el exjugador del Real Madrid Raúl Bravo, acusado de ser el supuesto cabecilla de la organización, informa El País, de España, citando fuentes policiales.

De acuerdo con el medio español, los otros capturados son Borja Fernández, del Real Valladolid Club de Fútbol; Carlos Aranda, exjugador de varios equipos de Primera División; Samuel Saiz Alonso, jugador del Getafe, e Íñigo López Montaña, del Deportivo de La Coruña y exjugador del Huesca.

Otros detenidos dentro de la misma investigación son Agustín Lasaosa, presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, y Juan Carlos Galindo Lanuza, jefe de los servicios médicos del mismo club, agrega El País, y precisa que todos deben responder por los detenidos de pertenencia a organización criminal, corrupción entre particulares y blanqueo de capitales.

El origen de esta operación policial está en una denuncia de LaLiga en mayo de 2018 a raíz de las presuntas irregularidades detectadas en el partido que disputaron el Huesca contra el Nástic de Tarragona y su relación con las apuestas deportivas de este encuentro.

Al enterarse de la situación, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) mostró su rechazo a la corrupción en el deporte y pidió “prudencia” después de que la Policía Nacional iniciara en la mañana de este martes la operación contra el presunto amaño de partidos de fútbol en Primera y Segunda división.

A través de la vicepresidenta de asuntos de integridad Ana Muñoz, la RFEF transmitió “su colaboración absoluta con la Policía Nacional en la operación que se está desarrollando todavía en estos momentos por orden de un juzgado de instrucción”.

“Esta colaboración nos permite estar puntualmente informados de las actuaciones que se vienen realizando. La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta está realizando una labor magnífica desde hace tiempo en relación con los temas que tienen que ver con corrupción en el deporte y con el blanqueo de capitales asociado, precisamente, a estas prácticas corruptas”, continuó.

“La RFEF no puede estar al margen, ni muchísimo menos, de manera que mostramos nuestra colaboración absoluta y respeto a las actuaciones que se están desarrollando en este momento”, dijo Muñoz.

Durante su intervención ante los medios en la sede federativa, Ana Muñoz consideró conveniente “dejar que el Cuerpo Nacional de Policía siga desarrollando estas actuaciones” y que desde la RFEF “no se realice ninguna interferencia por desvelar o compartir información que podría comprometer las propias investigaciones”.

La vicepresidenta de la RFEF sí explicó que las actuaciones investigadoras se iniciaron “como consecuencia de una denuncia presentada por LaLiga la temporada pasada”.

Preguntada por la detención de Agustín Lasaosa, presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, Ana Muñoz remarcó: “Cuando hablamos de corrupción, en cualquier ámbito en el que el dinero suele ser el motivo por el que se actúa, con independencia de que pueda haber otros motivos deportivos o no, nadie está exento de caer en la trampa de participar en este tipo de actuaciones”.

“Yo quiero ser prudente respecto a las personas que presuntamente han participado en este tipo de hechos porque están a disposición de la Policía Nacional en estos momentos y posteriormente del juez. Dejemos que sean ellos quienes actúen”, repitió.

Ana Muñoz subrayó asimismo que ella “no” puede “decir que España sea un país donde se produzcan prácticas corruptas de manera más intensa que en otros países”.

“Tenemos la mejor liga del mundo, los mejores jugadores del mundo juegan en España y los intereses corruptos de muchas personas, dentro y fuera de nuestras fronteras, se fijan allí donde están los mejores, donde en definitiva la industria del fútbol desarrolla una actividad económica más intensa”, sostuvo.

“Eso no me permite decir que España sea un lugar donde se producen más prácticas corruptas o no. Habitualmente es en otros países donde las apuestas deportivas se realizan respecto de encuentros que se desarrollan en ligas europeas que tienen el máximo nivel en estos momentos, pero hay que fijarse dónde se producen. No los amaños sino las consecuencias de estos amaños, que son habitualmente las apuestas deportivas”, afirmó.

Ana Muñoz cerró su comparecencia asegurando que “la federación española no puede estar al margen de todas estas cuestiones”, que “no son agradables, evidentemente”.

“La creación de una vicepresidencia de integridad por parte del presidente Luis Rubiales tenía un objetivo muy claro y es que todos estamos alineados contra la corrupción, se encuentre esta donde se encuentre. Tendremos como aliados a todos aquellos que tenemos el mismo objetivo: hacer del deporte español y, en este caso del fútbol español, el mejor, dentro del terreno de juego y fuera del terreno de juego”, sentenció.