La campaña de la empresa, que aún ostenta la mayor participación del mercado de autos en el país, invita a los usuarios de estos modelos a acercarse a cualquier concesionario Chevrolet para que les revisen sus autos, sin costo para el motorista.

La razón de este llamado a revisión es modificar la ruta de un cable que va a la batería, pues dicho cable podría generar un corto circuito en caso de una colisión frontal, algo que aunque es muy remoto, la compañía no quiere dejarlo al azar.

También le puede interesar:

Hasta el momento, desde el 2013, muchos autos Sail han tenido colisiones frontales fuertes y no se ha presentado el primer caso de corto circuito o incendio, informó la compañía. Hasta la fecha y como parte de la campaña, se han revisado 1.660 vehículos, le dijeron a Pulzo voceros de Chevrolet.

El procedimiento es muy sencillo y no demora más de 15 o 20 minutos. “Es reenrutar un cable de la batería y listo”, explicaron voceros de la compañía, y agregaron que “la campaña de seguridad durará un año, es decir que los usuarios tienen hasta mayo del año entrante para hacer dicha revisión”.

Este tipo de acciones es perfectamente normal en la industria automotriz mundial y denotan un alto nivel de responsabilidad de los fabricantes.

La compañía puso a disposición del público los siguientes datos de contacto para sus usuarios, quienes podrán encontrar el número de identificación (VIN) de su vehículo:

Teléfono en Bogotá: 424 9393

Desde celulares Claro, Movistar y Tigo: #249

Número nacional: 018000124389

Página web: www.chevrolet.com.co

Temas relacionados: