Según explicó el Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), en un comunicado, en la última semana de marzo recibió 2 reportes sobre posibles alteraciones de 4 viales (frascos) de la vacuna de Pfizer que estaban destinados para Cúcuta.

Asimismo, un reporte sobre “689 viales de la vacuna desarrollada por la farmacéutica Sinovac dirigidas a Pereira”, en relación a un posible mal manejo en la cadena de frío.

Luego de revisar estas informaciones, el Invima dijo que emitió concepto negativo para el uso de las vacunas, pues hubo una alteración en el manejo de las temperaturas.

“Una vez analizada la información adjunta a las solicitudes, el Instituto recomendó no utilizar los biológicos implicados en los eventos de excursión reportados”, informó la agencia regulatoria.

Al respecto, el director del Invima, Julio César Aldana, dijo que la recomendación de no usar las vacunas contra COVID-19 involucradas en incidentes de ruptura de la cadena de frío, se dio porque “pueden comprometer su seguridad y su eficacia”.

Además, el funcionario recordó que a la entidad han llegado “6 reportes de eventuales contratiempos en el manejo de estas vacunas”, por la misma situación: problemas con la conservación en la cadena de frío.